Primera patente internacional otorgada a la Universidad Autónoma de Occidente


La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, Uspto, por sus siglas en inglés, concedió a la Universidad Autónoma de Occidente la patente del producto “Biocompuesto cerámico para regeneración ósea”, invención de la ingeniera Sandra Arce, miembro del Grupo de Investigación en Nuevos Sólidos con Aplicación Industrial, Ginsai, y Carlos Humberto Valencia, implantólogo oral. Esta es la primera patente internacional que se le otorga a la Universidad.

El proceso para solicitar una patente internacional

La solicitud de una patente es un proceso muy riguroso, cuyas exigencias fundamentales son que el producto sea novedoso frente al estado de la técnica o mejore un producto o proceso existente, genere beneficios específicos para la sociedad y tenga aplicación.

En este sentido, antes de realizar la solicitud de patente, la Universidad Autónoma de Occidente, a través de la Dirección de Investigaciones y Desarrollo Tecnológico, inició un proceso conocido como búsqueda exhaustiva, donde en conjunto con un agente de patentes, que para este caso fue Clarke Modet & Co., accedió a las bases de datos de patentes a nivel mundial, con el fin de revisar patentes anteriores e inventos similares, buscando que el producto a patentar fuera original, para así tener claridad sobre la oportunidades de protección. Posteriormente, en el año 2013 se presentó la solicitud internacional de patente. De acuerdo a Alexander García Dávalos, Jefe de la Oficina de Gestión de la Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad, “el proceso que se realiza Estados Unidos tiene unas variaciones. Por ejemplo, es más ágil, dura alrededor de dos años. En Colombia son cuatro años”. En Colombia la patente fue concedida por la Superintendencia de Industria y Comercio el pasado mes de marzo, y el proceso inició en 2011. La solicitud en Estados unidos se hizo en el año 2013 y el proceso culminó el 17 de julio de 2015. Ambas patentes tienen una validez de 20 años.

Una vez fue concedida la patente, Estados Unido le asignó un código al producto, que es independiente al que tiene en Colombia. El código del biocompuesto es US9,066,969 B2.

Importancia de la patente internacional para la Universidad

Según explica García Dávalos, las patentes son territoriales, y por ello es importante proteger la invención en otros países. “El producto se protege en Estados Unidos porque es un mercado potencial muy atractivo. La población está envejeciendo y hay una cantidad significativa de personas que están presentando lesiones en los huesos. En este contexto, el biocompuesto se vuelve un producto muy aplicable”.

Así mismo, el proceso para obtención de la patente internacional fue de gran importancia para la Dirección de Investigaciones y Desarrollo Tecnológico, debido a que era el primer ejercicio que se hacía en Estados Unidos con el agente de patentes Clarke Modet & Co. “Hacer el proceso y conocer cuáles son los pasos nos da conocimiento. Entonces, es un ejercicio de aprendizaje para la oficina, y para la Universidad es un indicador, ya que esta patente se contabiliza como otro producto resultado de investigación”, declaró García.

En este momento la Universidad tiene cuatro patentes nacionales y una internacional. Las invenciones patentadas en Colombia son:

1. Mesa ergonómica adaptable para ejercicios académicos en sillas de ruedas.
2. Mecanismo de bisagra de seguridad para posicionamiento en pasos angulares.
3. Biocompuesto cerámico para regeneración ósea.
4. Equipo para pruebas de corrosión – erosión.

De las anteriores, se solicitaron patentes en Ecuador y Brasil para la mesa ergonómica y el mecanismo de bisagra. Así mismo, se encuentra en trámite la solicitud para patentar el biocompuesto en China.

Aplicación del biocompuesto


 

El biocompuesto cerámico para regeneración ósea es un substituto óseo ideal ya que incentiva la regeneración del hueso, cuyos componentes lo hacen biocompatible, bioreabsorbible, osteoinductivo, integrador y reconstructor óseo, es decir que su estructura queda similar al hueso.

En la actualidad el producto se encuentra en una fase de prueba con el Centro Médico Imbanaco, durante la cual se están tratando lesiones de la muñeca bajo la supervisión del ortopedista, doctor Andrés Machado Caicedo, quien es experto en alargamiento óseo, fijación externa y corrección de deformidades.

Así mismo, hay algunas empresas del sector salud que están interesadas en el producto y la Universidad Autónoma de Occidente está explorando opciones de licenciamiento.

Informes

Alexander García Dávalos
Jefe de la Oficina de Gestión de la Innovación y Desarrollo Tecnológico
Dirección de Investigaciones y Desarrollo Tecnológico
Teléfono: 3188000 Ext. 11602
Correo electrónico: agdavalos@uao.edu.co

Aliados Colombia Aprende, Universia, Red Universitaria Mutis, Rauv, Encuesta Facil, Renata, TC3, fodesep, red latinoamericana de cooperación universitaria