Cuando las cosas no salen bien

La vida universitaria implica superar dificultades y miedos, desarrollar sentido de la responsabilidad al igual que habilidades para trabajar en equipo; sin embargo, pueden presentarse conflictos por lo que es necesario fortalecer aspectos que permitan enfrentar las diversas situaciones que pueden poner en riesgo el proyecto formativo.

Pérdida de asignaturas

El sistema de evaluación en la Universidad requiere de un alto nivel de exigencia y es probable, en ocasiones, perder el control sobre los resultados; durante el proceso de aprendizaje habrá varias opciones para mostrar las competencias en la asignatura.

Si has perdido una evaluación es la oportunidad para hablar con tu profesor y buscar apoyo en las monitorias académicas; en caso de ser una constante y no encuentras las causas de esa situación, puedes acudir al Centro para la Excelencia Académica.

Cancelaciones de asignaturas académicas

Es posible cancelar la asignatura en las fechas establecidas pero ten cuenta que algunos de los cursos son prerrequisitos de otros, por lo que es necesario buscar otras alternativas que ofrece la Universidad para estar al día con tus requisitos académicos. Mantener un promedio alto debe ser una constante en tu recorrido académico.

Ausentismo

Al inicio del semestre, los profesores entregan el plan de estudios con los contenidos para las clases que puedes usar como guía para el desarrollo de la asignatura, lo que te permitirá realizar estudio independiente; sin embargo, esta información no se cuenta como asistencia.

Las asignaturas son de tipo presencial y en la Universidad su asistencia es obligatoria. Si observas que el ausentismo es constante y las razones por las que lo haces están a tu alcance, busca asesoría con tus profesores y director de programa o en el Centro para la Excelencia Académica.

Cancelación de semestre

La decisión de cancelar el semestre tiene un costo social muy alto porque afecta al estudiante, su familia y a la Universidad en diferentes aspectos; es una opción para quien pierde el control de su adecuado desarrollo académico y es una decisión que en debería ser tomada con el apoyo de la familia y las instancias pertinentes de la Universidad.

La cancelación del semestre puede ser una decisión fundamental para la continuidad y la permanencia en el proceso formativo, antes de hacerlo cuenta con tu director de programa.