Elige tu Perfil

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Menú

Buscar

Cerrar

Cerrar

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Idioma:

Español
Soy Autónomo

‘Campus sostenibles’ con sello UAO

campus sostenibles

Valentina Aponte, Isabella Tello y Laura Arenas, son tres egresadas del programa de Ingeniería Ambiental de la UAO, que actualmente se encuentran aportando a la construcción de ‘campus sostenibles’ en tres universidades de la región: la Universidad Autónoma de Occidente, la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad Icesi, respectivamente.

A estas tres egresadas las une un solo objetivo, aportar desde su profesión a que las instituciones donde trabajan sean lugares sostenibles, gracias a procesos responsables de gestión ambiental y a iniciativas que involucran la evolución e innovación en prácticas que favorezcan el cuidado del entorno.

Valentina actualmente está terminando su maestría en Desarrollo Sustentable en la Universidad del Valle, con énfasis en Gestión Integral del Riesgo y desde el 2016 se vinculó al programa Campus Sostenible de la UAO, primero como joven investigadora y posteriormente como profesional, donde ha trabajado temas como cambio climático y la gestión integrada de los recursos hídricos, la energía y los residuos sólidos. Entre los proyectos en los que está trabajando se encuentran la construcción de los reportes para el UI Green Metric Ranking 2021 y en la estimación de la huella de carbono del año 2020.

Por su parte Isabella es magíster en Cambio Climático de la University of East Anglia, y hoy en día se desempeña como profesional de Gestión Ambiental de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, participando en iniciativas como el reporte de los proyectos de sostenibilidad para el UI GreenMetric Ranking, la actualización del plan de gestión integral de residuos sólidos, el desarrollo del plan de armonización del campus como parte de la red de bosques urbanos de Cali, y el diseño del plan de manejo y saneamiento de vertimiento de aguas residuales de la institución.

A su vez, Laura trabaja actualmente como analista de Gestión Ambiental, para el área de Salud Ocupacional y Medio Ambiente de la Universidad Icesi, donde lleva a cabo proyectos como la implementación de un controlador inteligente para la red de agua potable, que permita la visualización de consumos, perdidas y comportamiento de la red en tiempo real; el cambio del código de colores para puntos ecológicos y el aforo y caracterización de residuos del campus enmarcados dentro del Programa de la Gestión Integral de Residuos Sólidos, y participa en los proyectos de la Red de Universidades Sostenibles, Rucas.

El aporte de las universidades a la sostenibilidad

Las instituciones de educación superior, desde su labor formativa y de investigación, se convierten en laboratorios vivos que permiten que desde la academia se pueda aportar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y, como indica Valentina, “convertir estos ‘campus sostenibles’ en modelos replicables y escalables, que puedan llegar a generar una autonomía en términos de la gestión hídrica, energética, de los residuos sólidos, así como la neutralidad en términos de carbono, buscando una transformación hacia la sostenibilidad”.

Para ello, algunas las universidades adoptan diferentes prácticas como las huertas agroecológicas, el compostaje y nuevas propuestas en infraestructura que, según manifiesta Isabella, permiten poner en práctica los conceptos teórico-prácticos que se ven en las aulas de clase, y que además, como afirma Laura, contribuyen a que estas iniciativas implementadas en pro de la minimización de impactos ambientales, se conviertan en un libro abierto de estrategias sostenibles para otras empresas y comunidades.

En este sentido, las instituciones tienen grandes desafíos en materia de sostenibilidad, no solo pensando en sus comunidades internas, sino también extendidos a la ciudad y la región. Para Isabella, este aporte se puede generar desde la implementación de estrategias de mejora en relación con la energía, el cambio climático, el manejo de la flora, la fauna, el agua, los vertimientos y los residuos sólidos.

Considero que el mayor desafío que tienen las universidades es replicar las estrategias que implementan en sus campus y difundir el conocimiento adquirido a las comunidades a las que impacta directamente, es decir a las personas de sus comunas, a docentes y estudiantes para que repliquen el concepto de sostenibilidad en sus entornos y a los proveedores y empresas vinculadas a las instituciones, mediante la exigencia normativa e incluyéndolos en iniciativas de formación que les permitan lograr procesos sostenibles”, comenta Laura.

Gracias a esto, se podrían llegar a repensarnos como vivimos e interactuamos en nuestras ciudades, que, como explica Valentina, significaría que las instituciones de educación superior pudieran “aportar de manera significativa y eficaz en las políticas públicas, en relación con la sostenibilidad; participar activamente en la construcción y mejoramiento del modelo de movilidad sostenible en las ciudades, y trabajar en conjunto con el sector privado y público en búsqueda de la neutralidad en términos de carbono”. 

La pandemia: una ventana hacia la implementación de prácticas más sostenibles

La pandemia y el confinamiento, generados a causa del Covid-19, significaron para las universidades una transformación de sus prácticas educativas y dejaron abierta la oportunidad de cambiar algunas de sus dinámicas, con el fin de seguir aportando a la construcción de campus más sostenibles, aplicando metodologías de trabajo colaborativo, y generando infraestructuras y espacios que permitan la coexistencia del ser humano con la flora y la fauna.

Por esta razón, las tres egresadas coinciden en que uno de los mayores desafíos que nos deja esta pandemia es el buscar trascender las fronteras de los campus, para llegar a los hogares y a las ciudades con temas de movilidad y consumo sostenible, seguridad alimentaria, buenas prácticas en cuanto al manejo de residuos y uso eficiente y consciente de los recursos como el agua y la energía, y de esta forma generar estrategias de mitigación y adaptación frente al cambio climático.

Universidad Autónoma de Occidente
#SomosUAO
Usamos “cookies” propias y de terceros con fines estadísticos, optimización, seguridad e integración con redes sociales. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
De acuerdo