Elige tu Perfil

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Menú

Buscar

Cerrar

Cerrar

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Idioma:

Español
Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales

La templanza de la ‘profe Maturana’

Profe Jenny Daira Maturana Angulo

¡No ha llegado la profesora, no ha llegado!, se escuchaba en el salón de clases cuando de en medio de los jóvenes, casi de su misma edad y con un poco más de nervios, se paró una jovencita diciendo: 

“Buenos días, voy a ser su docente de Introducción a Medios”. 

Fue así como inició el presagio de un médico homeópata que hacía muchos años le dijo a Jenny Daira Maturana Angulo, que sería profesora. Su presagio se cumplió, desde el año 2004 es docente de la facultad de Comunicación y Ciencias Sociales de la UAO.

Ella es la sexta de ocho hijos, sus raíces están en la Costa Pacífica, y aunque no ha podido conocer los lugares de donde eran sus padres, lleva consigo la templanza de la costa. Ha sido con esfuerzo, sacrificio y disciplina que llegó a donde está hoy, es reconocida como una docente innata, una comunicadora competente y una investigadora rigurosa, en resultado: un ser humano enamorado de lo que hace.

‘La Maturana’ fue una estudiante impecable, ocupaba los primeros puestos, izaba bandera y destacaba en el atletismo, siempre fue veloz y no solo con el cuerpo, sino con la mente, pues a los 13 años ya leía, por gusto, ficción y política; tenía la capacidad de analizar y comprender el contexto político-social del país y el mundo, por ello tiene hoy un gran capital cultural que atesora y hace honra. Fueron esas destrezas las que la llevaron a ver más allá, y pese a los obstáculos que aparecieran en el camino, proyectarse como una gran profesional.

Fue entonces cuando llegó a la UAO y no precisamente como ‘profe’, primero llegó buscando una oportunidad laboral que le permitiera costear sus estudios y aportar a su familia, y aunque la comunicación asertiva, junto con el interés por lo social estuvieron siempre presentes, se aventuró a probar suerte en ‘Licenciatura en Matemáticas’, carrera que no llenó sus expectativas y decidió retirarse. Justo antes de iniciarse en ‘Administración de Empresas’, sucedió algo que cambió por completo el rumbo de su vida, cuenta que:

“Justo cuando ya tenía todo listo, una profesora de la UAO que sabía que yo estaba en esto de empezar mi profesión y todo, me dijo: “Maturana, ¿y por qué no estudias Comunicación Social?, tú tienes esas capacidades de interactuar de manera muy asertiva con las personas”, y me sonó la idea, entonces me conseguí el pénsum, lo empecé a estudiar y decidí hacerlo”.

Debido a que aún no contaba con los recursos para costearse sus estudios, esperó cuatro años de vinculación en la UAO, para optar por la beca que concede la Universidad a sus colaboradores interesados en adelantar estudios profesionales.

Cuando inició sus estudios, los días de Jenny empezaban a las cinco de la mañana y terminaban a las dos de la madrugada, de siete a doce estudiaba, y de dos a nueve de la noche trabajaba, pero por las responsabilidades académicas debía quedarse en el campus UAO hasta tarde de la noche, fue un sacrificio ¡Sí! pero también un proceso que hoy recuerda con orgullo, porque si de algo sabe Maturana, es de hacerse a pulso.

Pese a los esfuerzos, recuerda la época universitaria con añoranza, se la gozó lo que más pudo, tanto así que recuerda que:

“Tuve la oportunidad de vivir una experiencia muy bonita en un programa de Todelar, yo salía de clase a mediodía y me iba a la emisora a presentar mis notas periodísticas, estuve entre seis y siete meses en radio, donde me estaba yendo muy bien por la audiencia y el registro de mi voz, pero yo ya estaba en sexto o séptimo semestre y el grado de dificultad de los trabajos aumentó, y aunque me tocó dejar la radio, terminé mi carrera con un excelente promedio”.

Su disciplina y talento permitieron que aún sin graduarse, le ofrecieran la oportunidad de impartir el curso de ‘Introducción de Medios’ en la Escuela Americana de Negocios, una experiencia que marcó un antes y un después, ya que desde entonces no volvió a salir del aula, por el contrario volvió a buscar una oportunidad en la UAO, pero esta vez como profesora del curso de ‘Comunicación I’, donde duró algunos años, hasta que le surgió una oportunidad por dos años en a Universidad Católica Popular de Risaralda.

Pero la familia siempre llama, y volvió una vez más a la UAO, esta vez para quedarse. Lleva más de 20 años de docencia y ha tenido a su cargo otras responsabilidades como la coordinación de trabajo de grado y la línea de investigación en Comunicación organizacional: Desarrollo Humano, pues poco antes de graduarse descubrió su gran pasión por la investigación académica. 

Para ella, el haberse vinculado al Grupo de Investigación en Comunicación Organizacional,  GICO, en el cual desarrolló dos investigaciones, una de ellas a nivel interinstitucional con el grupo de Investigación de Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, ha sido algo que le ha dado bastante satisfacción. Ante la reestructuración de los grupos de investigación, en el 2019 se incorporó al grupo GECO, donde espera realizar significativos aportes.

Cientos de estudiantes han pasado por sus cursos, han conocido de primera mano la templanza de Jenny que no es un secreto para nadie, pues se dice que sus cursos son de gran dificultad, a lo que ella responde que realmente no es así:

“Cuando entablamos una conversación se dan cuenta que aunque soy exigente, no soy como me pintan, yo no tildo mis cursos como asignaturas de gran dificultad, solo que imprimo un nivel de exigencia académica hacia los futuros profesionales dado la competencia a la que se enfrentarán en un futuro”.

Jenny está pintada de calor humano, de sencillez, pujanza y determinación, de una vida en familia unida y fraterna, de una capacidad de análisis increíble para entender contextos sociales, de una mujer guerrera y empoderada. Esa es la ‘pinta’ de Maturana, la misma que ha tenido que esforzarse para lograr cada meta y que a hoy con orgullo puede decir:

“Soy Comunicadora Social – Periodista, especialista en Comunicación Organizacional y magister en Educación y Desarrollo Humano”.

Aunque no lo sabía y nunca estuvo entre sus metas, Jenny se empezó a formar para ser profesora desde mucho antes de entrar a un aula de clases, e incluso del encuentro con aquel médico homeópata, siempre será esa jovencita que con muchos nervios pero con muchas ganas preparó un plan de clases para un curso de estudiantes con casi su misma edad. 

Hoy, con unos años más de experiencia, se siente feliz y plena, explora otros campos como la consultoría en comunicación, la asesoría académica e investigativa y la propiedad raíz, donde de seguro dejará el sello de ‘La Maturana’.

Nota por Angie Catalina Yace, estudiante de Comunicación Social – Periodismo y del Programa Pilos.

Temas mencionados en este artículo

Universidad Autónoma de Occidente
#SomosUAO

Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales

  • Decano

    Catalina Jiménez Correa

  • Teléfono

    PBX: 318 8000, Ext. 11506

  • Correo electrónico

  • Ubicación en Campus

    Edificio Central Ala Norte

  • Horario de Atención

    8:00 a.m. a 9:30 p.m.

¿Tienes algo qué contarnos?

Cuéntanos completando el siguiente formulario.

Formato de nombre incorrecto

Formato de nombre incorrecto

protegido por reCAPTCHA
Usamos “cookies” propias y de terceros con fines estadísticos, optimización, seguridad e integración con redes sociales. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
De acuerdo