Elige tu Perfil

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Menú

Buscar

Cerrar

Cerrar

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Idioma:

Español
Facultad de Humanidades y Artes

‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’

Evento finalizado ‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’

martes

03

Noviembre

- 2020 -

Termina el 05 de Noviembre

Hora:

8:30 am a 8:00 pm

Lugar:

Programación: https://bit.ly/3oqqgny

Evento finalizado ‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’

Evento para el público general

Del 3 al 5 de noviembre de 2020, en modalidad virtual, podrás disfrutar del ‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’, el cual tiene los siguientes ejes temáticos: 

  1. Poéticas del cuento.
  2. Cuento infantil y juvenil.
  3. Minicuento.
  4. Cuento y alteridad.
  5. Talleres de escritura, creación y didácticas del cuento.

La programación está dirigida a docentes, escritores, investigadores, estudiantes y público en general interesados en el estudio del cuento latinoamericano. Este evento es organizado por el departamento de Lenguaje de la facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Autónoma de Occidente, la Escuela de Estudios Literarios de la facultad de Humanidades de la Universidad del Valle y el departamento de Lenguaje de la Escuela de Ciencias de la Educación de la Universidad Icesi.

Conoce la programación completa y accede a los enlaces de conexión haciendo clic en el siguiente recurso útil.

Recursos útiles

A continuación encontrarás una serie de contenidos y documentos útiles. Esperamos sean de mucha ayuda.

Invitados internacionales al ‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’

El coloquio cuenta con la participación de los siguientes escritores e investigadores internacionales:

Los Asirios

Nadie fue tan cruel en la guerra como los asirios.  Además de las masacres,  las torturas,  la destrucción de ciudades y campos,  practicaron las deportaciones en masa.  Lejos de su territorio,  mezclados y confundidos con otros pueblos,  los enemigos perdían su identidad y su voluntad de lucha,  perdían su historia,  perdían su percepción de la guerra,  perdían el odio y la conciencia del daño, como nos sucede hoy a los humanos instalados por la fuerza y sin recuerdo en este planeta lejano al que hemos vuelto a llamar Tierra.

“Cuentista,  como todos,  tiene sus ilusiones.  cree que hay un detalle del universo que lo explica y lo contiene:  con su red y su lazo sale a la caza de ese infinito detalle esquivo.  El universo,  sin embargo,  no tiene explicación ni tiene límites.  De ese fracaso nace el cuento.  La clave está en la revelación. En un cuento algo queda expuesto,  revelado,  algo que no es posible expresar de otro modo,  porque entonces escribiríamos un ensayo y no una ficción.  Es el absurdo del universo,  la inconsistencia de la vida…  o cualquier otro secreto que el cuento jamás nos va a aclarar,  porque la revelación que contiene es la puesta en evidencia del misterio,  y no su resolución”.

“El Cuento es un género o sub-género  tan importante para el fomento de la lectura y la creación literaria.  Sobre todo,  hoy día,  la importancia del cuento va aumentando al compás del desarrollo de la alta tecnología y las medias sociales.  La dimensión favorece la publicación,  asimilación y recepción del lector público, y la técnica de escribir un cuento ayuda a desarrollar el marco-base  de la estructura de una buena novela”. 

Detalle arquitectónico

En Salamanca es famosa la rana montada sobre una calavera y Salamanca es famosa por la rana montada sobre una calavera.  Es un ícono para la ciudad,  una atracción turística,  un  símbolo del pecado,  la lujuria y la muerte,  pero también un amuleto de buena suerte para los estudiantes.

Nadie debe decirle a un estudiante dónde está el cráneo con la rana.  Cada uno debe descubrirla para atraer la buena suerte en los estudios.

Los estudiantes que confían en su intelecto,  los incrédulos y los materialistas no le dan ningún valor.  En cambio,  los desprotegidos,  los desamparados,  los esotéricos y los creyentes de la sentencia, “lo que natura no da Salamanca no presta”,   lo primero que hacen al llegar a Salamanca es ir en su búsqueda. Si el afortunado logra descubrirla su actitud será diferente.  Sabrá que acaba de asegurar parte de su futuro estudiantil.  Por ello,  este engreído esperará un tiempo para que otros lo localicen por su cuenta. Pero cuando su paciencia se agota gritará: “¡ahí, ahí está!” y señalará el lugar preciso.  Los estudiantes  a su alrededor sólo se fijarán en ese dedo estirado, no verán a dónde los lleva.  Y así será su futuro inmediato;  su etapa como estudiante será breve. 

“El cuento es una especie camaleónica.  Es camaleónico no tanto por su extención que puede alcanzar la de la frase hasta la de la novela corta;  tampoco porque atrapa con su lengua rápida a sus lectores;   ni porque adopta un sinnúmero de formas y temas;  ni siquiera porue cambia de color según el estado de ánimo del relato;  o por su milenaria edad.  El cuento es camaleónico porque sus ojos pueden mirar en direcciones distintas a la vez y crear una imagen compuesta y singular del mundo.  El cuento es una especie camaleónica, muy distinta y muy parecida a una especie insaciable y omnívora como la novela; pero también es una especie prosaica que alcanza alturas poéticas. El cuento camaleónico es hasta que muta”.

Recursos útiles

A continuación encontrarás una serie de contenidos y documentos útiles. Esperamos sean de mucha ayuda.

Invitados nacionales al ‘l Coloquio internacional sobre el cuento latinoamericano’

Representando a Colombia estarán:

Frida

Fragmento

De regreso al estudio. Otra vez, primer día de colegio. Faltan tres meses, veinte días y cinco horas para las próximas vacaciones. El profesor no preparó clase. Parece que el nuevo curso lo toma de sorpresa. Para salir del paso, ordena con una voz aprendida de memoria.

-Saquen el cuaderno y escriban con esfero azul y buena letra, una composición sobre las vacaciones. Mínimo una hoja por lado y lado, sin saltar renglón. Ojo con la ortografía y la puntuación. Tienen cuarenta y cinco minutos. ¿Hay preguntas?

Nadie tiene preguntas. Ni respuestas. Solo una mano que no obedece órdenes porque viene de vacaciones. Y un cuaderno rayado de cien páginas, que hoy se estrena con el viejo tema: “¿Qué hice en mis vacaciones?”.

“Y ahora, cuando hemos olvidado el rostro que tuvimos y la edad exacta y el vestido, tal vez seguimos acordándonos de algún retazo de la historia, de alguna fórmula mágica de inicio, de algunas palabras que se repetían como un canto y que nombraban todo aquello que no se hablaba durante el resto de las horas, todo aquello que no se decía en las visitas ni en la mesa ni en la fila del colegio… La sustancia oculta de los cuentos: ese poder de las palabras para dar nombre y existencia a realidades interiores, tantas veces terribles e inciertas, a pesar de la supuesta inocencia que los adultos atribuyen a los tiempos de infancia”.

Las cinco bahías

Fragmento

Así transcurrieron los primeros cuatro días del viaje. Yo salía de la habitación a comer. Le mandaba mensajitos a Luisa, y algunas veces, cuando no sentía que mi voz la iba a dejar perturbada, más de lo que ya estaba con toda la situación, la llamaba. En otros momentos me pasaba por la piscina para aligerar el cansancio con ejercicio. Nadaba con insistencia, una piscina tras otra, sin mirar a nadie, solo tratando de sacarme de adentro esa sensación abrumadora de no tener un lugar en la vida de ese hombre al que estaba acompañando en lo que podrían ser sus últimos días de vida. Un par de tardes me tomé una ginebra y vi ponerse al sol.

“El cuento es un espacio que nos da la literatura para vivir situaciones donde uno o más personajes salen de un encierro. Un encierro que puede significar muchas cosas. Situaciones accidentales, toma de decisiones, transformaciones de la realidad. Es la grieta por donde miramos cómo los seres de la ficción se enfrentan a la realidad, a la vida, a la historia, al amor, a la muerte. Un cuento no se diferencia de una novela ni por el tiempo que narra, ni por la cantidad de personajes, ni por la extensión de la escritura. Se diferencia por ese gesto que nos lleva a bordear la decisión, el momento de salir de una situación que ha encerrado el personaje”.

En busca de Dios

Todos vamos en la misma dirección. Apresurados. Nadie sabe por qué precisamente por esa ruta. Hacemos caso de alguien que dice que alguien, hace mucho tiempo, se enteró.

De pronto, uno va en sentido contrario.

Tropieza con todos. Sorprendido, lo increpó:

-¿Estás loco? ¿Acaso usted no busca a Dios?

-Yo soy Dios, no voy en mi búsqueda.

-Pero, entonces, ¡hay que seguirlo a usted!

-No: cuando ustedes cambian de dirección, a mí me toca cambiar la mía.

“Antes de desvanecerse el destello de la primera literatura, apareció la Crítica literaria. Creció y se reprodujo, hasta que un día legisló sobre su objeto: habló de géneros. Los escritores se preguntaron cómo aproximarse a los cánones y se propusieron dar qué hacer a sociólogos y especialistas de la palabra, a psicólogos y tratadistas del arte. En vano, pues con el tiempo la crítica se vio obligada a prohibir la literatura, como medida extrema para salvaguardar el buen nombre de las letras. Hoy se cree que la ya extinguida literatura fue un momento de la Crítica en el albor de los tiempos, felizmente superado por el rigor y la perfección que hoy la identifican”.

El dragón

Cuando el mundo conocido sólo era China, el dragón Han se apreció en sueños al emperador Tong y le dijo:

-Al despertar sólo tendrás un día más de vida,pero podrás evitar tu muerte si construyes para mí un castillo que dure mil años.

Cuando despertó, el rey olvidó el sueño. Al anochecer, cuando faltaban apenas seis horas para la sentencia, lo recordó y llamó de prisa a sus ministros, consejeros y magos.

-Pronto moriré -Concluyó después de contar sus sueño-. Si alguno de ustedes tiene una solución quiero oírla.

Divagaron durante horas hasta que uno de los consejeros trajo unas copas de licor. En la del rey echó un fuerte somnífero que lo hizo dormir al instante.

-Pero… ¿qué hiciste, siniestro consejero?- clamaron en coro los hombres. 

-Salvarlo -respondió-. Sólo en sueños podrá construir ese castillo.

“Un buen cuento sólo debe manejar un asunto o tema. Allí no cabe nada más. Cuando hay más de un tema, entonces estamos hablando de la novela, un género más amplio que abarca más cosas. Un buen cuento es difícil de escribir porque todo en él debe ser impecable. Allí no es posible divagar, a no ser que esas divagaciones estén en función del texto. Como decía Chejov: si en una descripción de un cuento dices que encima de la mesa de noche hay un revólver, ese revólver se tiene que usar, sino, sobra”.

Visita a los abuelos

Fragmento

En mis sueños siempre hay una casa con la fachada blanca. Abiertas, sus ventanas y puertas de madera pintadas de verde anuncian la entrada a un interior de salones donde la gente bebe sus palabras en tazas de porcelana y parte el pan con manos de novias viejas que guardan a los amantes que han perdido el camino. 

Hay un patio y una fuente de piedra y en el corredor que lleva a las habitaciones una fotografía de una mujer que tiene un clavel en el pelo. En sus ojos habita el silencio que comparte con el árbol de brevas en cuyas ramas dormitan tres gatos y zurean cinco palomas.

Sé que he habitado ese mismo espacio en otros sueños. Me he visto en sus espejos. He guardado mis lápices de colores en sus muebles de madera. He abierto los cuadernos de mi infancia con tal cuidado que parece que hojeara pétalos tallados con la luz del sol.

En los armarios he puesto mi ropa y mis zapatos. Mi disfraz de muerto cotidiano, las costuras de mi oficio de hombre común. Ahí están mi primer cigarrillo y el llanto por un amor que no empezó. Allí mismo mis abuelos dejaron escrita la historia de sus muertes…

“Lo que el lector de cuentos alcanza a ver no siempre es lo que dice la historia. El cuento es una mirada de soslayo y en silencio a un instante en la vida de alguien. Capta la respiración en el momento preciso, sabe hacerse de lado justo a tiempo; respira al unísono con el lector y el personaje. En las obras para Cello solo de J.S. Bach, uno encuentra el justo ritmo de un buen cuento: hay suficiente espacio para permitir al lector-oyente, reflexionar a la par con la expresión de la música y de la historia”.

La visita

Tocan a la puerta. Seguro es la misma persona que vino ayer, que vino anteayer, que ha venido todos los días, que me asedia y me fastidia. Iré a abrirle.

Seguramente se sentará en mi silla, cogerá mis libros, fumará en mi pipa. Antes de abrirle me asomaré por la ventana. Sí, ya lo veo, allí está. Ciertamente es el mismo. Puedo demorarme un momento pero volverá a llamar. 

Terminará por entrar. Lo que me sorprende es que desaparezca cuando entra y siempre sea yo quien hace sus movimientos. 

“El orfebre del minicuento nos distrae y distrae poniendo una duda en la urdimbre y en la trama de sus hilos narrativos, las leyes que conocemos de la vida, produciendo en nosotros un sentimiento de extraña vacilación que nos sorprende, agrada y deleita; que también puede ser chocante pero que bien logrado, nos deslumbra por su inteligencia. Bueno, aquí podríamos demorarnos resaltando esta capacidad de narrar, que ha hecho más llevadera la condición humana en su permanencia existencial sobre el planeta, en el paréntesis que va desde el nacimiento hasta la tumba de todo ser humano”.

Un fuerte olor a gasolina 

Fragmento

(…)  En los restaurantes de paredes blancas donde huele a mostaza y vegetales frescos, la loza y los cristales se conservan sin descanso con los cuchillos y tenedores de plata. Las delicias abren las grutas del paladar.

Ese deleite da mundo a los comensales que llevan en sus billeteras tarjetas Dinners o Master-Card.

Frente al restaurante, Carlo Gato Morales se detiene o bien lo detiene el olor a camarones con salsa de tomate, cebolla y un toque especial de la casa. 

Carlo penetra con paso de grandeza en el cotizado recinto, su paso aún no deja caer el polvo de los pobres, y aunque su perfume sigue siendo delicado y extranjero, algo en él no huele bien. Está cercado y no tiene una estrategia.

“Nuestros pueblos de oralidad consumada expresan en su manera de narrarse una de las tantas formas del cuento. O muchas de las disímiles formas del cuento. El cuento resulta ser un género literario que desde los tiempos de Cortázar han querido ponerle lápidas distintas, pero cada día emerge un poco más vital, por ende necesario para las diversas sociedades. El cuento como género literario se me antoja como esos alimentos que existen para provocar el paladar. El cuento plantea barreras definidas y móviles. El cuento nos recuerda una buena fotografía. Sus personajes sólo responden a la emoción que da la acción de los movimientos fuertes o frágiles”.

Recitales de cuento
Martes 3 de noviembre
6:00 p.m. a 8:00 p.m.
Miércoles 4 de noviembre
6:00 p.m. a 8:00 p.m.
Jueves 5 de noviembre
6:00 p.m. a 8:00 p.m.
Recital de cuentoRecital de minicuentosRecital de cuento infantil
Presenta Universidad del Valle
Alvaro Bautista

Escritores
Alejandra JaramilloUriel CasianiTim KeppelGabriel Jaime AlzateFabio MartínezAlejandro José López
Presenta Universidad Autónoma de Occidente
Humberto Jarrín B.

Escritores
 Ana María Shua Harold KremerGuillermo Bustamante; Javier TafurOrlando López Valencia
Presenta Universidad Icesi
Alice Castaño

Escritores
Yolanda ReyesJuan Fernando Merino Álvaro Bautista-Cabrera Humberto Jarrín B.Silvia Andrea Valencia

Informes:

Nuestro equipo Docente Facultad de Humanidades y Artes Departamento de Lenguaje

Temas mencionados en este artículo

Universidad Autónoma de Occidente
#SomosUAO

Facultad de Humanidades y Artes

  • Decano

    Jesús Alfonso Flórez López

  • Teléfono

    PBX: 318 8000, Ext. 11401

  • Correo electrónico

  • Ubicación en Campus

    Edificio Central Ala Sur

  • Horario de Atención

    8:00 a.m. a 9:30 p.m.

¿Tienes algo qué contarnos?

Cuéntanos completando el siguiente formulario.

Formato de nombre incorrecto

Formato de nombre incorrecto

protegido por reCAPTCHA
Usamos “cookies” propias y de terceros con fines estadísticos, optimización, seguridad e integración con redes sociales. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
De acuerdo