Elige tu Perfil

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Menú

Buscar

Cerrar

Cerrar

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Idioma:

Español
Autónoma en Línea

La gran idea

Gran idea

Por Julián Darío Hernández

¿No es muy frustrante trabajar en algo que la gente evita?

Si usted trabaja haciendo cine, la gente paga para ir a ver lo que usted hace. Pero si usted trabaja haciendo publicidad, la gente evitará, a toda costa, ver lo que usted hace -algunos incluso pagarán para evitar la publicidad-; van a pegarse de ese ‘mouse’ y dar clic clic clic clic clic clic clic durante los 5 segundos que YouTube no deja quitar el anuncio, van a recibir el ADN para leer solo el horóscopo, y aunque les parezca simpática la canción del comercial de ‘X-Ray’ o se aprendan el “tengo caspa, voy a la farmacia y pido Medicasp”, no va a terminar pasando nada con eso.

Yo ya puedo escribir onicomicosis sin ‘googlear’ pero ¿y qué con eso? Los de Unesia dirán que al menos tienen recordación. “Que hablen bien o mal, pero que hablen”, argumentarán, ¿pero a qué precio? ¿Haciendo que odiemos la marca?

La publicidad aburre a la gente y no es culpa de la gente. Nos decimos los más creativos e innovadores -lo que sea que eso signifique-, pero estamos en deuda con la historia: han cambiado las formas de comunicarnos, de transportarnos, de relacionarnos, pero seguimos haciendo la publicidad de siempre.

¿Que no todos son iguales? Por supuesto. Agulla y Baccetti nos marcaron el camino desde finales del siglo pasado. Le siguieron Sebastián Wilhelm y Maxi Anselmo con Santo, los Mollá con La Comunidad -hoy The Community-, Vega Olmos con sus múltiples ‘emprendimientos’ -incluido LOLA-, Chacho Puebla con el legado de Vega Olmos, Anita Ríos, Laura Visco, Martín Mercado y mis preferidos del momento: Anselmo Ramos y Gastón Vigio, primero con David y ahora con Gut; Juan Javier Peña Plaza y Fernando Machado -el de mercadeo que, con todo mérito, se coló en la lista-.

Los de Colombia prefiero no mencionarlos. Primero, porque seguro olvidaré nombrar a varios y segundo, porque infortunadamente es más grande la lista de los que seguimos haciendo publicidad ‘de antes’, los que preferimos malgastar el presupuesto en comerciales, avisos y cuñas que nadie ve, ni lee, ni oye. Pero, si sirve de consuelo, ahí vamos de a poquitos, la intención no es desconocer el gran trabajo que están haciendo varios para que nuestra industria sea cada vez mejor.

Hablemos sobre la gran idea

Suena obvio: en publicidad debemos tener grandes ideas.

Pero, ¿en qué consiste? Siendo muy breve: una gran idea es una acción que genera noticia. Punto.

Es una acción publicitaria tan atractiva para las personas, que los medios de comunicación se interesen por cubrirla. De esta manera tenemos mayor alcance sin haber pautado.

Lee el artículo completo en Blogs Académicos en: La gran idea

Julián Darío Hernández

[email protected]

Universidad Autónoma de Occidente
#SomosUAO
Usamos “cookies” propias y de terceros con fines estadísticos, optimización, seguridad e integración con redes sociales. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
De acuerdo