Elige tu Perfil

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Menú

Buscar

Cerrar

Cerrar

Selecciona uno de los perfiles y encuentra información de tu interés.

Idioma:

Español
Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales

¡Comunicador UAO, nominado a los premios Afrocolombianos del Año!

Luis Eduardo Valencia, egresado del programa de Comunicación Social – Periodismo, de la facultad de Comunicación y Ciencias Sociales, de la Universidad Autónoma de Occidente, fue nominado a los Premios Afrocolombianos del Año, en la categoría Cronista Sin Nada que Perder, por un producto sobre cómo fue su vida creciendo en fundaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF. 

Los Premios Afrocolombianos del Año, como acción afirmativa de inclusión simbólica, buscan contribuir a establecer referentes positivos de esta población en la sociedad, más allá del deporte y la música, que también se reconocen. 

Luis actualmente es estudiante de la Université Sorbonne Nouvelle, de París, en donde está aprendiendo francés, no solo el idioma, sino también su literatura, gramática, cultura e historia, para luego, cuando domine el idioma, poder ingresar a un máster en Literatura General y Comparada, en la misma universidad. En su día a día, Luis combina sus estudios con su trabajo en un restaurante mexicano, en el que hace burritos, mientras practica su francés e inglés.  

El egresado se destacó en la UAO por ganar el primer puesto en el II Concurso de relato autobiográfico breve del año 2019, con su relato Nada que Perder, en el que contó su historia de vida en las fundaciones del ICBF. 

La UAO tuvo la oportunidad de conversar con el comunicador sobre sus retos, metas y proyectos en los que se concentra actualmente y esto fue lo que nos contó: 

¿Cuál ha sido tu trayectoria académica y profesional? 

Luis Eduardo Valencia: Me gradué hace muy poco de la Universidad. Mientras fui estudiante de la UAO, iba a la biblioteca todo el tiempo, a ver qué actividades literarias había, qué leer y, por supuesto, a encerrarme en un cubículo a escribir. Hice mi práctica profesional en el periódico El País, en la sección judicial y fui parte de su semillero. Cuando estaba en tercer semestre trabajé con el maestro Gerardo Quintero para Semana Rural, fui representante de chicos con VIH de una fundación y participé en su proceso de desinstitucionalización en pro de que hicieran parte de otras fundaciones. 

¿Cuáles consideras que han sido tus principales logros profesionales? 

LEV: En primer lugar, graduarme y seguir contando con la amistad de muchos profesores. Mi generación es aquella que vivió desde el aula y como primicia, la tensión ocasionada por el conflicto armado colombiano y en lo que se vino tiempo después, es una suerte de relato esperanzador. 

¿Por qué participaste en los Premios Afrocolombianos del Año 2022? 

LEV: No me gustan los premios, pero es la vía por la cual se enseña lo que hacemos. Un buen artista sobrevive en los sótanos del reconocimiento hasta que su obra empieza a dar de qué hablar. En mi caso, he publicado muy poco, pero he escrito suficiente como para saber cuándo decir algo a voz en cuello. Y tanto la crónica como el relato han sido una especie de vía.  

¿Con qué proyecto o producto te postulaste a los Premios y cuál fue tu inspiración? 

LEV: Estaba trabajando cuando me escribieron que una junta de este certamen había decidido postularme, y yo acepté. Me dijeron que me habían postulado porque vieron lo que había hecho anteriormente, mis trabajos periodísticos y literarios. Más que un proyecto, seguro estoy nominado porque lo que he publicado, ha dado de qué hablar, al igual que mi propia vida. Crecí en fundaciones del ICBF, por eso, mi visión es la de un exiliado familiar y, ahora, la de un emigrante, que es casi lo mismo. 

¿Cuáles fueron esos proyectos periodísticos o literarios por los cuales te postularon? 

LEV: Realicé crónicas y cuentos que fueron publicados en medios como El País, Gaceta, la revista El Estornudo y Semana Rural, entre ellos: Resistencia Humana, Matar a Santa, Las tristezas de la vida real del protagonista de ‘El vuelco del cangrejo’; ‘El tercer viejo’, un cuento de Luis Valencia Yurgaki, Nada que Perder, La mamá que lleva un año buscando a su hijo desaparecido en Cali, Boxeo en el Valle: las duras historias que se forjan en el ring, La obra de teatro que pone en escena el drama del maltrato infantil y Así es una noche de patrullaje con la Policía Militar en Cali. 

Informes:

Temas mencionados en este artículo

También te puede interesar

Universidad Autónoma de Occidente
#SomosUAO
Usamos “cookies” propias y de terceros con fines estadísticos, optimización, seguridad e integración con redes sociales. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
De acuerdo